Sa Foradada, la postal más famosa de Mallorca

La isla de Mallorca es el gran cofre del tesoro del Mediterráneo. Su costa está cuajada de todo tipo de maravillas: hermosas playas, pequeñas y escondidas calas, rincones llenos de encanto y un buen catálogo de caprichos de la naturaleza. uno de ellos es Sa Foradada, en la costa de Tramuntana.

Allí, en el norte, entre Valldemossa y Deià, un brazo de tierra en forma de “L” se adentra en el mar como si de un rompeolas natural se tratara.  En su extremo, un gran promontorio que presenta un espectacular agujero. En mallorquín, foradada significa precisamente “agujereada”. Su belleza se puede admirar desde arriba, en el mirador del mismo nombre, que ofrece una de las postales más conocidas de la isla.

saforadada_l

Se puede descender hasta el agujero a través de un camino. El paseo dura unos 15 minutos. Abajo, el viento y las olas castigan sin piedad este capricho de la naturaleza. Se diría que el viento silba a través del gran agujero. A sus pies encontramos algunas rampas y refugios de piedra utilizados por pescadores de la zona.

De hecho, este mágico paraje costero ha excitado la imaginación de los habitantes de la isla desde hace siglos, dando lugar a varias leyendas, a cuál más fantástica. una de ellas dice que el agujero es el resultado de una bala de cañón que se perdió durante una batalla naval entre piratas y galeones españoles.

sa-forada_452856

Si quieres visitar Sa Foradada en tu viaje a la isla solo tienes que conducir por la preciosa carretera Ma-10 que discurre a lo largo de la Serra de Tramuntana, patrimonio de la Humanidad. En el tramo entre Valldemossa y Deià, entre bosques, olivos, montañas y acantilados, hay que detenerse en Son Marroig, donde hay un restaurante panorámico. Allí empieza la aventura.

Viajando por España las palabras clave son , , .