Strokkur, el géiser más famoso de Islandia

Islandia es la tierra del fuego y el hielo. Solo en un lugar como éste pueden convivir gigantescos glaciares con volcanes activos en un equilibrio que aveces parece imposible. El resultado: un paisaje geotermal único en el mundo, con abundancia de géiseres, todos espectaculares y asombrosos. pero el mejor sin duda es el de Strokkur.

Para verlo tienes que abandonar Reykjavik y dirigirte a la región del río Hvitá, donde se encuentra esta maravilla: un gésier que hace erupción cada cinco o diez minutos, ante el alboroto de turistas y curiosos. Si tienes suerte puedes verlo en sus momentos álgidos, cuando lanza el chorro de agua y vapor a una altura de hasta 20 metros. Hay incluso quien asegura haberlo visto alcanzar el doble.

3361283169_1bd83f48d5_z

Lo cierto es que Strokkur es solo uno de los muchos géiseres que forman parte del área geotérmica de Haukadalur, un lugar prodigioso donde el viajero se topa con piscinas de lodo burbujeantes, fumarolas solitarias, coloridos depósitos de algas y otros sorprendentes géiseres.

Strokkur fue descubierto por primera vez en el año 1789. De hecho se puede decir que esa feu la fecha de su nacimiento, cuando tras un terremoto (lago nada inusual en Islandia) quedara desbloqueado el conducto del géiser. Algunas crónicas hablan de columnas de vapor de hasta 60 metros. Si nos fiamos de ellas podríamos pensar que el géiser de Strokkur está perdiendo fuelle con el tiempo.

drop one here, out it comes there

Años después, otro terremoto causó el cierre del conducto hasta que en 1963, con el asesoramiento del Comité de Geysir, los habitantes locales limpiaron el conducto bloqueado de Strokkur, asegurándose la llegada incesante de turistas que quieren maravillarse ante este curioso fenómeno natural.

Viajando por Europa las palabras clave son , , .