Los secretos del Museo del Prado de Madrid

El Museo del Prado es el más importante de España y una de las pinacotecas más destacadas del mundo. Imprescindible en cualquier visita a Madrid. Los españoles creemos que ya lo sabemos todo de él, hemos admirado mil veces Las Meninas de Velázquez, El Jardín de las Delicias de El Bosco y las Pinturas negras de Goya. Pero hay muchas cosas que aun no sabemos: sus secretos y curiosidades.

Por ejemplo, mucha gente ignora  que el nombre del museo se debe a que originalmente se encontraba aquí el Prado de los Jerónimos. De hecho, el primer nombre de este museo fue Museo Real de pinturas, pero la gente prefería llamarlo “museo del prado”, hasta que las autoridades decidieron tomar este nombre como oficial en el año 1920. Como anécdota curiosa indicamos que durante el reinado de José I, hermano de Napoleón, se cambió su nombre a “museo josefino”, en honor a la esposa del Emperador.

1360168817_0

Sabemos que es el museo más visitado de España (pero alejado del top 10 mundial) y uno de los más caros. En comparación con los magníficos museos gratuitos de Londres, el del Prado no sale muy bien parado. Vale decir que por lo menos  durante las dos últimas horas del día la entrada es libre.

Hoy admiramos y nis sentimos orgullosos del Museo del Prado, peor a finales del siglo XIX estaba prácticamente abandonado y en sus dependencias vivían mendigos y vagabundos. Una falsa noticia de incendio en la portada del periódico El Liberal sacó los colores al Estado que decidió resucitarlo.

26818-944-550

También son pocos los que saben que el mismísimo Pablo Ruiz “Picasso” fue director honorífico del Museo del  Prado entre 1936 y 1939, es decir, durante la Guerra Civil. De hecho, fue aquí donde se expuso por primera vez el famoso Guernica.

Por otro lado, EL Prado tiene el honor de ser el museo del mundo que alberga más obras de Goya, Velázquez, El Greco, Tiziano y Rubens. Por eso se le considera la mayor y mejor pinacoteca de pintura pre-vanguardista del mundo. Otro hito del museo es el de albergar los dos primeros cuadros impresionistas de la historia, con lo que le gana la partida al Musée d’Orsay en París.

Viajando por España las palabras clave son , , , .