Ganvié, la Venecia africana

Ganvié es uno de los pueblos más peculiares el continente africano, o incluso del mundo enero. Está construido sobre islas artificiales que flotan sobre las aguas del lago Nokoué, a sólo una hora al norte de Cotonou, la capital administrativa y la ciudad más importante de la República de Benin.

Se trata de un destino muy popular entre los todavía pocos turistas que viajan a este país y que se llevan una recompensa enorme. Fueron los primeros habitantes europeos de la región quienes lo bautizaron con el nombre de “la Venecia africana”.

Ganvié-590x373

Las primeras casas flotantes sobre el lago se empezaron a construir entre los siglos XVI y XVII, con el objetivo de mantenerse a salvo de los ataques de los negreros, que entonces “subcontrataban” a la tribu de los Fon para conseguir materia prima para su infame negocio.

Los Fon no podían sumergirse en el agua por razones religiosas, lo cual convirtió a este y otros lagos en zonas seguras. La vida se desarrolló así durante más de 500 años. Hoy, en Ganvié hay casas, tiendas y restaurantes levantados sobre pilotes de madera a varios metros por encima del agua. En la ciudad hay también un mercado flotante donde las damas de la aldea exhiben sus mercancías a diario en un espectáculo que recuerda vagamente al de los mercados flotantes de Bangkok.

Villaggio di Ganvie in Benin

En Ganvié la mayor parte de la población vive hoy de la pesca y del turismo. Los pescadores emplean curiosos e imaginativos métodos para realizar sus capturas, como el de las trampas y redes de bambú. El pescado del lago Nokoué es muy apreciado en la zona y en Ganvié podemos encontrar varios restaurantes donde probarlos. Restaurantes flotantes, claro.

Viajando por África las palabras clave son , , , .