Visitas en Roma: el Castel Sant’Angelo

Si en tu viaje a Roma ya has recorrido el Vaticano, visitando sus museos, admirando la belleza de la Capilla Sixtina y la majestuosidad de la Plaza de San Pedro, no pienses que tu tour ha terminado: te queda todavía el Castel Sant’Angelo, un monumento situado en la orilla derecha del Tíber, en frente del Puente de Aelio, que con su inconfundible silueta domina esta parte de la Ciudad Eterna.

Este palacio antiquísimo, también conocido como Mausoleo de Adriano, tiene un diseño realmente original. La torre fue en sus orígenes el colosal pedestal de una estatua erigida en honor al emperador Adriano, que más tarde fue sustituida por un ángel de bronce (por ahora se llama así). La fachada en cambio fue renovada siglos después, con la genial y bella impronta de la arquitectura renacentista.

Castillo-de-San-Angelo-en-Roma

Antes decíamos que el tour vaticano de Roma no estaba completo sin la visita al Castel Sant’Angelo. Lo explicamos: el palacio está conectado a la Basílica de San pedro mediante un pasadizo subterráneo de unos 800 metros de longitud, il Passetto, construido en el año 1277 en secreto. Gracias a él pudo el Papa Clemente VII escapar durante el asedio y saqueo de Roma en el año 1527 ordenado por el rey Carlos I de España.

Ahora donde una vez hubo un foso inundado vemos una bonita zona verde llena de césped y árboles. Un parque urbano más para los romanos. También es una de las más bellas estampas de la capital italiana, sobre todo por la noche, cuando la imagen del castillo iluminado se refleja en las aguas del río. Una postal mágica de Roma.

Actualmente el Castel Sant’ Angelo se puede visitar, si bien muchas de sus estancias permanecen cerradas al público. Es también un escenario habitual de interesantes exposiciones artísticas.

Viajando por Europa las palabras clave son , , .