Naturaleza, diversión y belleza en el Delta del Ebro

Un santuario de naturaleza salvaje se extiende en el tramo final del curso del río más caudaloso de la península Ibérica: es el Delta del Ebro, la zona húmeda más extensa de Cataluña y el hábitat acuático más importante del Mediterráneo occidental, solo superado en extensión por el de la Camarga francesa.

Pero lo que hace de esta zona un lugar tan especial y recomendable para visitar es el equilibrio casi perfecto en el que coexisten las especies animales y el ser humano, que desde la Antigüedad más remota caza, pesca y cultiva en estas tierras. Según los últimos trabajos de catalogación, más de 500 especies vegetales habitan las zonas salobres, los carrizales, arrozales y bosques de ribera. También hay nutrias, erizos, comadrejas y numerosas aves.

T62-575321

Si quieres visitar este grandioso parque lo mejor es seguir la ruta turística que nos lleva por los pueblos de Xerta, Campredó, l’Aldea y Camarles, en la provincia de Tarragona, hasta llegar a la balsa de Les Olles de Ampolla. Es la comarca catalana del Deltebre, donde maravillarnos con el Ecomuseo, el canal Viejo y las dunas móviles de Riumar antes de embarcarnos en un encantador crucero por el Ebro.

Una vez acabada la travesía fluvial, la excursión continúa por Sant Jaume d’Enveja, donde se ubica el Centro de Interpretación de Les Barraques del Delta, hasta llegar a Trabucador y el museo ornitológico y centro de información de la Casa de Fusta, en Poble Nou.

ocells

Una de los mayores atractivos del Delta del Ebro es la posibilidad de practicar abundantes deportes de aventura en sus extensos arenales y zonas húmedas: pesca deportiva, trekking, submarinismo, esquí acuático, rutas en quad y en canoa, rutas ciclistas… Un sinfín de actividades rodeados de la belleza cautivadora de la zona.

No hay mejor lugar para practicar estas y muchas otras actividades al aire libre y sentirse en comunión con la naturaleza. Ah, y no olvides después reponer fuerza saboreando alguno de los típicos arroces de la zona. Para chuparse los dedos.

Viajando por España las palabras clave son , , .