Estrasburgo, la mejor Navidad de Francia

Tal vez por ser “la más alemana de las ciudades francesas”, en Estrasburgo se vive la mejor atmósfera navideña de todo el país. En la capital de Alsacia, bañada por el Rin, se despliegan los mercadillos de Navidad más espectaculares, acogedores y genuinos de esta parte de la frontera.

Por eso es siempre una gran idea elegir Estrasburgo para una escapada en el mes de diciembre, porque es entonces cuando los viajeros se encuentran con una guinda especial que coronará todas las visitas clásicas de la ciudad: los canales de La Petite France, la impresionante Catedral, los puentes cubiertos o el barrio de las instituciones de la UE.

marche_noel_03

Pero vamos al tema que nos interesa: los franceses denominan a Estrasburgo “la Capital du Noël” (la capital de la Navidad), y no por casualidad. El mercado más importante de la ciudad es el que se instala alrededor de la Catedral, el impresionante edificio gótico que se lecvanta en el casco histórico: calles adoquinadas, casetas de madera en las que se venden adornos y dulces típicos, elegantes comercios, el aroma del Glühwein (vino de especias) y de castañas asadas…

images (2)

Más amplio es el mercadillo que se despliega en la Place Kléber, ideal para dar buena cuenta de las suculentas delicias gastronómicas alsacianas; a medio camino entre la Catedral y La Petite France se encuentra la Place Gutenberg, donde cada año se levanta un gran árbol iluminado de luces azules.

El espectáculo se vuelve mágico cuando nos acercamos al agua: los puentes y canales de Estrasburgo reflejan un millón de lucecitas, tanto las de los adornos callejeros como las de las velas encendidas en las ventanas de las casas. Y la nieve, que raras veces falla a su cita con la Navidad de Estrasburgo. Pura magia.

Viajando por Europa las palabras clave son , , .