La fascinante Patagonia chilena

Al sur del continente americano se extiende una de las regiones más bellas y salvajes del planeta: la Patagonia, entre Argentina y Chile. Hoy viajamos precisamente a la fascinante Patagonia chilena, tierra de lagos, bosques y fabulosas montañas, paisajes que hacen enmudecer al viajero y que nos descubren la verdadera dimensión del  ser humano, tan pequeño ante los colosales monumentos de la Naturaleza.

Podríamos pasarnos la vida recorriendo estos parajes, de norte a sur, desde el Aisén hasta Tierra de Fuego, sin cansarnos de admirar su belleza y grandiosidad. Imposible abarcarlo todo, aunque sí podemos enumerar sus lugares más conocidos y que merece la pena ver y disfrutar.

1220_1Patagonia_J2X7398

Al norte queda el Parque Nacional Laguna de San Rafael, lleno de enormes laderas por las que caen paredes de agua, gargantas que horadan largos y verdes valles, lagos plateados… Hacia el sur se extiende la llamada Región de Magallanes, donde los contrastes son todavía más marcados. La ciudad más importante aquí es Punta Arenas, puerto de escala obligada para los barcos que navegan por el Cabo de Hornos y la principal puerta de acceso a la Patagonia, gracias a su aeropuerto.

A unos 200 km de Punta Arenas encontramos la localidad de Puerto Natales, un hermosa ciudad de casitas de madera y una atmósfera indudablemente europea. Aquí encontramos hoteles y otros servicios, pero sobre todo un buen punto de partida para adentrarnos en el Parque Nacional de las Torres del Paine.

1354885

Esta reserva de la biosfera es reconocido internacionalmente como uno de los espacios naturales más hermosos del planeta.

Aquí el gran protagonista es el macizo del Paine, una formidable mole de granito coronada por la cima de 3.050 metros del Paine Grande y famosa por sus formas peculiares como los cuernos y las torres. Un lugar que, a pesar del devastador incendio que arrasó sus bosques en 2011, sigue siendo espectacular.

Viajando por América las palabras clave son , .