La Opera de Sydney, 40 años después

Es el gran icono de la ciudad de Sydney, incluso podríamos decir que es el símbolo de la Australia moderna, y ahora acaba de cumplir 40 años: la Casa de la Ópera de Sydney, un espectacular edificio con diseño de barco con las velas desplegadas que domina la bahía.

Han pasado cuatro décadas desde que la Reina de Inglaterra inaugurara este teatro, la obra maestra del arquitecto danés Jorn Utzon, el cual curiosamente no asistió a la inauguración: sus discrepancias con el gobierno de Nueva Gales del Sur resultaron insalvables. Una fea anécdota que supone una mancha en la historia de la Ópera de Sydney, por mucho que recibiera años más tarde el Premio Pritzker y un tardío reconocimiento póstumo en 2008 por parte del Gobierno de Australia.

133815184-46b2a304-41e6-4fbe-a12d-a1a0ef696788-590x406

Estamos hablando de uno de los primeros edificios en el mundo en los que se utilizaron programas informáticos para su diseño. Sus elementos más característicos son las velas (llamadas también cáscaras). Los dos grupos mayores de estas bóvedas cubren el Salón de Conciertos (Concert Hall) y el Teatro de la Ópera (Opera Theater).

Otros espacios destacados del complejo son el Drama Theatre, la Sala de Música y el Studio Theatre. Y es que, además de producciones de teatro, las instalaciones de la Casa de la Ópera de Sídney también se utilizan para otro tipo de funciones, tales como bodas, fiestas y conferencias. Muy cerca de allí se encuentra también el Muelle de Wolloomoollo.

Australia_Sydney_Opera_House_bae1e0c38773475caded8c0ccab11dfb

En el año 2007 este fabuloso edificio que cambió para siempre la identidad cultural de Australia, entró en la lista del Patrimonio de la Humanidad de la Unesco. Con toda justicia: cuarenta años después, la imagen de la Opera House de Sydney con la silueta del Bay Bridge de fondo siguen siendo una de las postales más famosas del país de las antípodas.

Viajando por Oceanía las palabras clave son , , .