La Abadía de Westminster en Londres

Es tal vez el monumento histórico más importante de Londres, además del templo más famoso de la capital británica (con permiso de la Catedral de Saint Paul). Hablamos, cómo no, de la Abadía de Westminster es el templo más famoso y antiguo de la ciudad del Támesis, donde se coronan los reyes y reinas de Inglaterra y donde son enterrados.

Construida con estilo románico, entre 1245 y 1517 fue reconstruida con un estilo gótico y durante el siglo XVIII sufrió su mayor transformación, tras la construcción de las dos torres de la entrada principal, que le confieren el aspecto que hoy en día vemos. Es casi un milagro que siga en pie después de ser casi destruida por los iconoclastas religiosos en 1640 y las bombas alemanas en la II Guerra Mundial.

westminster_abbey_nw090609_1

Cuando visites este lugar sentirás todo el peso de la historia sobre sus muros. Desde la coronación de Guillermo el Conquistador en el año 1066, todos los monarcas ingleses han sido coronados en la Abadía de Westminster utilizando un trono original del siglo XI que aún se conserva.

El último gran acto solemne que tuvo lugar en este templo fue el multitudinario funeral de la princesa Diana de Gales.

westminster-abbey-london-richardson_46144_990x742

En el interior de la Abadía de Westminster te asombrará la impresionante colección de tumbas y mausoleos de grandes personalidades británicas. Para no perderte nada lo mejor es comprar la audioguía y seguir su recorrido: Lady Chapel; el rincón de los poetas con las tumbas de Dickens, Shakespeare o Kipling, entre muchos otros, el Trono de San Eduardo, los preciosos claustros construidos entre los siglos XIII y XIV unen la iglesia de la abadía con el resto de las dependencias; la Sala Capitular y el Collage Garden, el parque más antiguo de Inglaterra.

La abadía de Westminster abre de lunes a sábado. La entrada para los adultos cuesta £18.

Viajando por Europa las palabras clave son , , , .