Visitar la Capilla Sixtina en Roma

¿Qué es un viaje a Roma sin una visita al Vaticano para admirar la belleza de la Capilla Sixtina? Cada año miles de personas acceden al interior de estas dependencias papales con un silencio reverencial para mirar al techo y disfrutar de la visión de una de las obras cumbres del arte y de la historia de la Humanidad.

Construida entre 1477 y 1480 por orden del papa Sixto IV (de ahí su nombre), aunque la arquitectura de esta capilla es notable, lo que hace de ella un lugar único es la decoración de los muros y la bóveda del techo con frescos de algunos de los artistas más famosos del Alto Renacimiento, incluyendo a Botticelli, Ghirlandaio, Perugino pero sobre todo Miguel Ángel.

capilla-sixtina--644x362

El genial Miguel Ángel, Michellangelo Buonarotti, trabajó durante nueve años en dos periodos para pintar sus inmortales creaciones del temas bíblicos como el Génesis, el Juicio Final y sobre todo La Creación de Adán.

Curiosamente el artista había rechazado en varias ocasiones el trabajo alegando que él no era pintor sino escultor, por fortuna finalmente accedió a realizar el encargo y se entregó en cuerpo y alma a esta obra. Para ello mandó instalar un gran andamio de madera sobre el que trabajó largas horas, muchos días sin dormir y sin apenas comer. la técnica qu eempleó se conoce por el nombre de buon fresco y consiste en pintar sobre el yeso recién aplicado, cuando todavía no se ha secado por completo.

capilla-sixtina-roma-10

Visitar la Capilla Sixtina se ha vuelto más difícil en los últimos años. Al parecer, el dióxido de carbono de la respiración de la gente daña la pintura por lo que se debe entrar a la sala en grupos reducidos, con las consiguientes colas.

Siempre es mejor adquirir las entradas por anticipado, comprándolas por ejemplo en la web oficial de los Museos Vaticanos. El último domingo de cada mes se puede entrar gratis.

Viajando por Europa las palabras clave son , , .