Montecatini Terme, el gran balneario de la Toscana

A medio camino entre Pisa y Florencia se levanta un promontorio sobre el que, desde la lejanía, se adivina un conjunto de construcciones medievales bellas y elegantes. Se trata de Montecatini, tal vez el mejor mirador de la Toscana y sin duda uno de los grandes balnearios de Italia.

Los que suben hasta aquí lo hacen con dos objetivos: en primer lugar para pasear por el minúsculo pueblo y llenarse los ojos con los colores únicos de la Toscana; en segundo lugar, disfrutar de las aguas de Montecatini, que están especialmente indicadas para el tratamiento de afecciones del aparato digestivo y del hígado. Entrar en esta elegante estación termal, con sus mármoles policromados, sus frescos y su arquitectura teatral, es lo más parecido a visitar unas termas de la época romana.

montecatini-terme

Disputada por pisanos y florentinos, la fortaleza de Montecatini  fue escenario de sangrientas luchas. En 1905 en cambio pasó a convertirse en la ciudad de los baños (Bagni di Montecatini) y poco a poco fueron proliferando restaurantes de moda, teatros, discotecas y un casino. En los años 20 este era el punto de encuentro de millonarios y celebridades.

Pero el gran tesoro de Montecatini son sus aguas termales en torno a las cuales se han construido verdaderos palacios de la salud y el placer: Excelsior, Redi, Grocco, La Salute, Leopoldine, Regina, Tamerici, Tettuccio y Torretta son los nombres de los más destacados.

montcatini

Los hoteles-balneario de Montecatini ofrecen además de las aguas curas complementarias como la fangoterapia y la presoterapia, entre muchas otras. Esta es la ciudad ideal para acondicionar el organismo y tener una vacaciones en la Toscana sumamente placenteras y rejuvenecedoras-

 

Viajando por Europa las palabras clave son , , , .