El Mercat de la Boqueria de Barcelona

A menudo los mejores lugares para conocer la esencia y el puso de una ciudad son los mercados. Y en el caso de Barcelona, el mejor de todos, el más auténtico y tradicional, aunque también muy turístico, es el Mercat de Sant Josep, más conocido como el Mercat de La Boqueria.

A pesar de las hordas de turistas sus puestos y sus vendedores son conservan el viejo espíritu mediterráneo y vivo de la capital catalana. La Boqueria nació como un mercado ambulante situado cerca de Las Ramblas, a los pies de la antigua muralla. Hoy es una luminosa visita llena de colores, sabores y olores.

20090220_3

Las estadísticas nos indican que La Boqueria es el mayor mercado de España. Pero además de cantidad aquí hay calidad: la mayoría los vendedores que allí trabajan provienen de una larga e ilustre saga de comerciantes instalados en la ciudad hace siglos y que han trabajado en sus puestos generación tras generación.

En cuanto al ambiente, solo podemos decir que no se puede explicar: hay que vivirlo. El espectáculo es fantástico y la atención del visitante se desborda ante tantos estímulos: relucientes puestos pescado fresco y marisco, expositores con las carnes más finas y variada, frutas y verduras expuestos en cascadas, el aroma envolvente de puestos de herboristería…

bcn1

En diversas secciones del mercado hay pequeños puestos de comida, tanto internacional como de especialidades catalanas. La Boqueria es un mercado cosmopolita. Lo fue desde su mismo nacimiento, allá por el año 1836. Su ubicación entonces era la plaza donde se ubicaba antiguamente el Convent de Sant Josep (de ahí su nombre).

Uno de los elementos más emblemáticos y fotografiados de este mercado es la preciosa cubierta metálica y el cartel, de estilo modernista, que da la bienvenida a los visitantes. Al fin y al cabo, estamos en la ciudad de Gaudí. 

Viajando por España las palabras clave son , , .