El colorido Carnaval de Notting Hill

Parece que al pronunciar la palabra Carnaval haya que referirse forzosamente a las grandes capitales de las fiestas del inicio de la cuaresma, allá por el mes de febrero. Ya sabes: el colorido de Rio de Janeiro y Barranquilla, la elegancia de Venecia, la tradición de Colonia y la luz y el color de los carnavales españoles de Cádiz y Tenerife.

Pero si juntamos la palabra carnaval con el mes de agosto el resultado es bien distinto y nos lleva hasta el barrio de Notting Hill, en Londres, cuyas calles se convierten en una animada fiesta estival donde reina el buen humor, la imaginación y donde todo está permitido menos aburrirse.

notting-hill-4[2]

Esta celebración tiene sus orígenes en la comunidad caribeña de la capital británica, en concreto en los inmigrantes llegados desde Trinidad y Tobago. Lo que en principio era una fiesta casi privada para recordar sus tradiciones se ha convertido con los años en uno de los mayores festivales callejeros del mundo.

notting-hill-5[6]El primer carnaval de Notting Hill se llevó a cabo en 1959 en St. Pancras como respuesta a la deplorable situación de las minorías étnicas que vivían en Londres en aquella época, en concreto las primeras agresiones de corte racista que empezaban a producirse en todo el Reino Unido, entre los que destacaron los tristemente famosos disturbios raciales de Notting Hill de 1958.

El primer fue carnaval organizado por Claudia Jones, de Trinidad y Tobago, quien es ampliamente reconocida como “la Madre del Carnaval de Notting Hill”. EL éxito fue total  y sólo unos años más tarde, en 1966, se organizó el primer evento al aire libre, inspirado por la Free London School y el movimiento hippie. El objetivo de este evento era y es promover la unidad cultural, un espectáculo grandioso que puedes disfrutar si visitas Londres en agosto.

Viajando por Europa las palabras clave son , , , .