El Museo de Barcos Vikingos de Oslo

Si hoy visitas el Museo de Barcos Vikingos de Oslo es gracias a un granjero noruego llamado Knut Rom quien, en 1903, hizo un extraordinario descubrimiento en su propiedad: un barco completo de la era de los vikingos, junto con dos esqueletos y un tesoro de objetos funerarios.

Este barco se conoce como la Nave de Oseberg, y hoy es la pieza central del museo, donde se exhibe en una sala especial capaz de albergar un apieza de tan grandes dimensiones:  21,5 metros de madera de roble con la proa y la popa están ricamente decoradas con tallas de animales entrelazados.

4024480051_5a46fae8b2

Casi tan emocionante para el visitante como el descubrimiento de un barco tan completo y hermoso, es del del ajuar donde figuran algunos artículos muy misteriosos como el “cubo de buda” cuyas asas están decoradas con dos figuras de bronce sentadas en posición de flor de loto, como si de un Buda se tratara.

¿Significa esto que los vikingos tenían contacto con las culturas de Asia o una simple coincidencia estilística? Es uno de los muchos misterios que nos asombrarán en este singular museo.

untitled
En el momento de la excavación de este notable hallazgo, no había lugar para alojar en el museo histórico existente. De hecho, otros dos barcos hallados en las costas noruegas (el Oseberg, el Tune y las naves de Gokstad, todos de los siglos IX y X) también estaban en necesidad de un hogar. Así que hubo que diseñar y construir un museo dedicado a todo este patrimonio de la historia de Noruega, museo que por fin pudo abrir sus puertas en el año 1957.

Los primeros diseños para el Museo Vikingo fueron elaboradas en 1914, pero no fue hasta 1957 que finalmente abrió sus puertas. Un buen lugar para admirar y conocer mejor los temibles drakkar que asolaron las costas europeas en la alta Edad Media, aprender muchas cosas y pasarlo bien.

Viajando por Europa las palabras clave son , , , , .