Port de la Lune de Burdeos

El nombre de la ciudad de Burdeos, en la Aquitania francesa, está estrechamente relacionado con el de sus fantásticas bodegas y sus famosos vinos (para algunos los mejores del mundo) aunque se trata también de un destino de viaje lleno de atractivos. Uno de ellos es su viejo puerto, conocido como Port de la Lune, el puerto de la Luna.

El puerto está considerado como una de las grandes joyas de la ciudad, no solo por su encanto y su estética, sino también por constituir una gran área junto a la zona portuaria que atesora un conjunto urbano y arquitectónico de valor incalculable.

fete-du-fleuve-bordeaux

Los límites del Port de la Lune están perfectamente marcados por el recodo el estuario que forma el río Garona al pasar por esta parte de la ciudad, trazando una media luna (también llamado popularmente croissant), de ahí su nombre.

El conjunto urbano que aquí se levanta proviene del siglo XVIII, de la época de la Ilustración y fue incluido en junio del en la lista de Patrimonio Cultural de la Humanidad de la UNESCO.

bordeaux-port-lune-472124

Lo que más destaca y sorprende al viajero es su increíble estado de conservación. Se puede recorrer siguiendo un camino marcado en el suelo con placas de cobre, una ruta que nos lleva a conocer todos los puntos de interés de la ciudad medieval, sus acogedoras plazas y calles estrechas, fantásticos edificios con fachadas renovadas y, sobre todo, la torre de Saint Michel y la iglesia del mismo nombre.

Para saber más cosas de este distrito de la ciudad antigua de Burdeos y su puerto, no dejes de visitar el Museo de Aquitania.

Viajando por Europa las palabras clave son , , .