Blue Lake de Nueva Zelanda, las aguas más limpias del mundo

Su nombre es Blue Lake (el lago azul), aunque en maorí se llama Rotomairewhenua. Podría ser simplemente uno de tantos lagos de agua dulce que salpican  el Parque Nacional de Nelson Lakes en Nueva Zelanda si no fuera por un estudio realizado en 2011 por investigadores del Instituto Nacional de Agua e Investigación Atmosférica (NIWA) que certificó que  la claridad visual de Blue Lake era de hasta 80 metros, cifra considerada casi como ópticamente transparente. Las aguas más limpias y cristalinas del mundo.

Blue Lake se caracteriza por sus tonos azul y violeta que sólo se refleja en las aguas naturales muy claras. Se alimenta durante la primavera del deshielo del lago glacial de Constanza: el agua pasa a través de un terreno rocoso que forma una especie represa entre los dos lagos. El filtro natural ideal para retener las partículas suspendidas que enturbian el agua.

blue-lake-nelson-1[2]

El Nelson Lakes National Park está situado en la Isla Sur del país de las antípodas. Fue declarado territorio protegido en el año 1956 con una extensión de más de mil kilómetros cuadrados.

Blue Lake no es ni de lejos el más grande de sus lagos (destacan sobre todo los de Rotoiti y Rotoroa) pero en los últimos tiempos, por las razones arriba explicadas, se ah convertido en el más famoso y visitado de todos.

blue-lake-nelson-003[3]

Si viajas a Nueva Zelanda y quieres conocer este prodigioso lugar tienes varias opciones. El principal punto de acceso al Parque Nacional  es la localidad de Saint Arnaud, a orillas del lago Rotoiti y al que se llega por la carretera 63; otro punto de acceso se encuentra Gowanbridge, cerca del lago Rotoroa. Ambas localidades son famosos como destinos de  turismo de aventura.

Viajando por Oceanía las palabras clave son , , , .