Ruta del Vino en la Ribera del Duero

La Ribera del Duero es sinónimo de vinos de calidad pero también de fantásticos paisajes e interesantes ciudades. Por eso el enoturismo en estas tierras es una actividad que tiene tanto éxito entre los viajeros La Ruta del vino de esta denominación de origen castellanoleonesa recorre las comarcas vinícolas más importantes de Segovia, Valladolid, Burgos y Soria, siempre siguiendo el curso del Duero.

Si te sumerges en este viaje fabuloso disfrutarás no solo de sus bodegas y vinos, sino también de hoteles rurales, pintorescos pueblos, castillos o espectaculares paisajes.Eso sin mencionar a los cerca de 20 museos y centros de interpretación para conocer un poco mejor el mundo del vino y la esencia de estas tierras.

foto-ribera

De gran interés es la visita a las bodegas donde un guía nos llevará a ver los viñedos, las salas de barricas, las salas de cata, explicándonos la historia de estos lugares y los secretos milenarios de la elaboración del vino.

Las tierras donde se produce buen vino suelen ser también destinos donde se cultiva una deliciosa gastronomía, y la Ribera del Duero no es una excepción. Además de esto, en los últimos años se ha desarrollado una nueva y fascinante tendencia: la vinoterapia, es decir, el cuidado del cuerpo con tratamientos a base de vino y sus derivados del que podemos disfrutar en sus spas.

enoturismo-ribera-del-duero_6888501

¿Qué localidades debemos visitar? Todas son recomendables pero algunas simplemente imprescindibles, como por ejemplo Aranda de Duero y sus siete kilómetros de túneles y galerías subterráneas construidos en la época medieval para elaborar y guardar el vino.

SI viajamos con niños vale la pena dejarse caer por el Parque del Románico de San Esteban de Gormaz donde podremos pasear entre las maquetas de los principales monumentos románicos de Castilla y León. También están los castillos, en especial la hermosa fortaleza de Peñafiel.

Viajando por España las palabras clave son , , .