El Monte Fuji, por fin en la lista de la Unesco

Tal vez pueda resultar sorprendente pero hasta hace unos días el Monte Fuji, el legendario Fujiyama de Japón, no figuraba en la lista del Patrimonio de la Humanidad de la Unesco. Un fallo que por fin ha sido corregido.

Hablamos de uno de los lugares más maravillosos e impresionantes de nuestro planeta y un verdadero icono para los japoneses. No solo porque se trate de la cumbre más alta del país, con sus 3.376 metros, sino también por su significado religioso y su simbolismo. Cada año son miles los peregrinos nipones y los turistas extranjeros que ascienden por sus empinadas laderas cumpliendo un rito ancestral y disfrutando de una experiencia única.

A24-87876

Los nuevos incorporados a la prestigiosa lista de la Unesco son, además del Monte Fuji,  las terrazas de arroz de Honghe Hani, que se extienden a lo largo de más de 16.000 hectáreas en la provincia china de Yunnan y el Parque Nacional Sehlabathebe, en Lesotho.

Pero volvamos al Fujiyama: se trata de un volcán activo pero con escaso riesgo de erupción. La última que se registró sucedió en el año 1707. Su importancia en la cultura nipona es enorme. Su nombre aparece constantemente en la literatura japonesa y es el tema de muchos poemas y de creaciones plásticas. Además, en las escuelas del país se anima a los jóvenes a tomar como ejemplo al monte Fuji, y espiritualmente ser tan alto como él.

fujiyama

Además, son muchos los que se acercan al Monte Fuji para practicar escalada, trekking y montañismo. La temporada oficial  se limita a los meses de julio y agosto, el resto del año, debido al frío y la nieve, es complicado el ascenso. Eso sí, desde Tokio se puede admirar su imponente silueta todo el año.

Viajando por Asia las palabras clave son , , .