El río Alatna, el sabor de la aventura en Alaska

Viajamos hacia una de las últimas fronteras del planeta, a las tierras heladas e inhóspitas e Alaska, un lugar donde todavía se puede sentir el verdadero sabor de la aventura. Por estos vastos territorios prácticamente despoblados serpentea el río Alatna es uno de los seis grandes ríos salvajes de esta parte remota de los Estados Unidos.

El Alatna discurre dentro de los límites del Arctic National Park, una vasta reserva natural. Su cauce nace en las montañas Brooks y atraviesa Circle Lake y los Picos de Arrigetch y Takahula Lake. El último tramo del río sigue fluyendo en dirección Sur-Sureste hasta desembocar el río Koyukuk. Es aquí cuando su curso es más profundo y más sinuoso, mientras que el paisaje cambia de color para el goce de los turistas que viajan hasta aquí.

alatna-river-4[2]

La actividad estrella es el crucero fluvial, ya que en este sector el río fluye lentamente ofreciendo a la vista hermosas panorámicas. Un crucero para el que, incluso en verano, conviene ir bien abrigado.

También en época estival el Circle Lake, una especie de ensanchamiento del río Alatna, es ideal para disfrutar de deportes acuáticos de todo tipo, siempre con el bello telón de fondo de las montañas nevadas.

alatna-river-6[3]

Río arriba la cosa se pone seria. Es el territorio de los verdaderos aventureros y de los deportes de alta montaña. La escalada, el rafting y otras especialidades que requieren buena preparación física y ciertos conocimientos, aunque desde la localidad de Allakaket, cerca de la desembocadura, es posible contratar excursiones guiadas para sacar el jugo a una aventura en las tierras más salvajes de Noretamérica.

Viajando por América las palabras clave son , , , .