El Lago Hirviente de Dominica

En el Caribe no solo hay playas increíbles, ritmos tropicales y ricos fondos marinos. También en esta parte del mundo hay lugar para algunas sorpresas y lugares asombrosos, como por ejemplo The Boiling Lake, el Lago Hirviente de Dominica, en el parque natural de  Morne Trois Pitons, Patrimonio de la Humanidad.

Si visitas esta isla verde, antigua colonia francesa, famosa por su ron, vale la pena calzarse las botas de montaña y lanzarse a la aventura de descubrir este lago de origen volcánico por los intrincados senderos de la isla en una excursión que dura casi 6 horas. Un camino muy bien cuidado, totalmente seguro y que nos ofrece la oportunidad de encontrarnos con la naturaleza más esplendorosa de la isla.

Steam-from-the-lake

Tras cruzar varios ríos y espesas selvas, aparece ante nuestros ojos la maravilla: un lago en ebullición, o para ser más exactos, una serie de fumarolas inundadas que dan como resultado un paisaje bello e infernal de aguas de color azul verdoso humeante y palpitante, con burbujas que ascienden a su superficie y que emana un calor que puede llegar a ser insoportable si nos acercamos demasiado.

El lago fue examinado por científicos británicos entre 1870 y 1875. De sus observaciones sabemos una cosa clara: es imposible bañarse en sus aguas, cuya temperatura oscila entre los 80 y 90 ºC. El espectáculo es, en cualquier caso, fascinante. Siempre que la permanente nube de vapor nos deje admirar su grandeza.

boiling-lake

Para encontrar otro lugar parecido en nuestro planeta tendríamos que viajar hasta Nueva Zelanda, donde se encuentra el Frying Pan Lake (el Lago de la Sartén), cerca de Rotorua.

Viajando por América las palabras clave son , , .