La solitaria casa del Río Drina

Apagados los ecos de la terrible Guerra de los Balcanes muchos viajeros descubren ahora los tesoros que permanecían ocultas hasta hoy en países como Serbia como la capital Belgrado o pequeñas localidades como Guca. Ahora, gracias a unas fotos publicadas en National Geographic, una pequeña y solitaria casa en el Rio Drina ha pasado a incorporarse a esta lista de maravillas.

La pequeña casa se encuentra en una roca expuesta justo en medio del cauce del Drina, un afluente del Sava que en uno de sus tramos hace las veces de frontera entre Serbia y Bosnia-Herzegovina. La famosa casa se sitúa en el lado serbio, cerca de la ciudad de Bajina Basta, en el extremo oriental del Parque Nacional de Tara.

drina-river-house-3[2]

Fue la fotógrafa húngara Irene Becker quien la descubrió en agosto, convirtiéndose en una de las imágenes más famosas de internet. La casa, que ha permanecido en pie en el medio del río durante más de 40 años, fue construida en 1968 y ha sufrido varias destrucciones y reconstrucciones debido a las crecidas del río.

Eso sí, la casa ha dejado de ser solitaria ya que cada semana recibe decenas de visitantes que han sabido de su existencia gracias a internet o a las foros publicadas en diversos medios.

drina-river-house-5[2]

Si tú también te animas a viajar a Serbia, un país tan fascinante como mal conocido, no dudes en viajar a la región del norte del país y disfrutar de la belleza de un río lleno de significado para los habitantes de este país: el Drina fue el escenario de la sangrienta batalla de Cer entre los serbios y el ejército del Imperio Austrohúngaro. En honor a esta batalla, el compositor serbio Stanislav Binicki compuso el famoso Marš na Drinu (marzo en el Drina).

Ivo Andric escribió en 1945 “Un Puente sobre el Drina”, una novela sobre la construcción del puente de mehmd pasa Sokolovic por los otomanos en el siglo XVI, cerca de la ciudad de Visegrad.

Viajando por Europa las palabras clave son , , .