Sri Lanka: viajando el el Tren del Té

Los entendidos dicen que el mejor té del mundo es el que se produce en Sri Lanka, la antigua Ceilán. Nosotros podemos añadir que además de eso esta planta es la culpable de configurar algunos de los paisajes más bellos y espectaculares de la isla, paisajes que se pueden disfrutar en un encantador viaje en tren. En el Tren del Té.

Esta ruta férrea ofrece a los viajeros uno de los viajes en tren más encantadores que se pueden hacer en el continente asiático. La ruta, de unos 100 km, conecta las ciudades de Colombo y Kandy, es decir, la nueva y la antigua capital del país, conectando la costa con el interior a través de verdes colinas e interminables plantaciones de té.

14920587-viaje-en-tren-a-traves-del-paisaje-escenico-de-montana-en-nuwarelia-sri-lanka

Se trata de una línea férrea muy vieja. Fue construida en el año 1858 por los ingleses para poder transportar el té desde las montañas del interior de Sri Lanka hasta los muelles del puerto desde donde emprendería su viaje a Europa.

Esa sigue siendo en parte la función principal del tren, que es también un importante medio de transporte público y, en los últimos años, una atracción turística más para los que se animan a viajar a “la lágrima de la India”. Ya no hay locomotoras de carbón, pero el resto es igual: viejos vagones de madera, revisores de uniforme y paisajes de un verde intenso.

plantaciones_de_te_de_sri_lanka_699438715_650x

La vía del tren es una arteria de comunicación vital dentro del país. Cada parada es una pintoresca escena y una aventura diferente: en cada una de las estaciones, que también mantienen su estética y elegancia colonial, los vendedores asaltan a los vagones en el andén y los pasajeros se asoman a las ventanillas. Ahí radica parte dele encanto de este viaje.

Viajando por Asia las palabras clave son , , .