Giethoorn, la Venecia holandesa

Hay varias ciudades y destinos de viaje alrededor del mundo que han adoptado el nombre de “la Venecia de…”. Una de ellas se encuentra en Holanda, un país donde la omnipresencia del agua hace que muchas de sus ciudades estén surcadas de canales, como la propia Venecia. Nos referimos a Giethoorn, un pequeño pueblo holandés de la provincia de Overijssel, unos 100 km al este de Amsterdam.

Giethoorn se ubica dentro de los límites del parque natural de De Wieden y cuenta dentro de su área urbana con más de 7,5 kilómetros de canales sobre los que pasan unos 50 puentes de madera y a los que se asoman centenares de casas pintorescas. Un delicioso paisaje para los amantes de la belleza y también de la fotografía.

giethoorn-floating-village

La historia de Giethoorn se remonta al siglo XIII, cuando un grupo de fugitivos procedentes del sur de Europa desembarcaron en sus costas, devastadas regularmente por enormes inundaciones. En una de ellas (según cuenta la tradición) se ahogaron cientos de cabras, de modo que aquellos hombres solo halaron sus huesos y sus cornamentas, así que bautizaron el asentamiento con el nombre de Geytenhorn, que en holandés primitivo significa literalmente “cuernos de cabras”.

Como en otras ciudades del país, Giethoorn se asentó sobre lagos y canales, siendo la barca  (llamada aquí punter) un medio de transporte a menudo más práctico que la bicicleta o el coche. La diferencia es que en este pueblo su disposición es especialmente bella.

3711699530_320b56b68d

Además, el director de cine Bert Haanstra se encargó de popularizar la localidad después de rodar aquí una de sus películas. Las imágenes no han cambiado apenas: hermosos jardines, casas de arquitectura típicamente flamenca, aguas quietas, una atmósfera de sobrecogedora tranquilidad…  en definitiva, toda la belleza y la paz que han hecho que este lugar se haya convertido en la Venecia holandesa, o la Venecia del Norte.

Viajando por Europa las palabras clave son , , , .